Motivación como emprendedor

Formas de mantener tu motivación como emprendedor

Emprender es uno de los trabajos más complicados que existen. No sólo necesitas conocimientos, productividad y dedicación, sino también una fuerte motivación que te ayude a seguir adelante. En muchas ocasiones un emprendedor se enfrenta a situaciones complicadas que hacen que el camino se convierta en una cuesta arriba. En estas situaciones es normal que baje la moral y es por ello que muchos emprendedores pueden verse tentados por abandonar su proyecto.

 

1. Visualiza tus metas y objetivos

En ocasiones, cuando estamos inmersos en una vorágine de tareas, decisiones y problemas operativos, es normal perder de vista nuestra visión emprendedora.

Comenzamos a perder el sentido emprendedor y nos vemos como trabajadores esclavos de nuestro proyecto.

Es en estos momentos cuando debemos parar y recapitular. Tenemos que visualizar cuál es el objetivo de todo nuestro trabajo, cuáles son las metas que queremos conseguir y cómo nos sentiremos cuando las alcancemos.

2. Lee

Existe una gran cantidad de libros llenos de inspiración e información valiosa para emprendedores. Además, leer te ayudará a mantener una mente activa y ejercitada.

Leer es una de las actividades que, sin duda, te ayudará en tu camino como emprendedor.

3. Descubre las mejores películas para emprendedores

El cine no sólo es una fuente de entretenimiento sino también de conocimientos, motivación, ideas e inspiración. En este caso hablamos de películas para emprendedores que nos pueden ayudar a mejorar nuestra motivación por las historias que cuentan o los conocimientos que transmiten.

4. Habla con otros emprendedores

Cuando decidimos emprender y lo hacemos en solitario, es probable que tengamos que enfrentarnos a la soledad laboral. Al emprender sin un socio que nos dé su apoyo o un equipo de trabajo que nos ayude a completar tareas, sentiremos que todo el peso del negocio recae sobre nuestros hombros.

5. Desconecta

Aunque el mito del emprendedor que trabaja día y noche en su proyecto está muy extendido, este no es el modelo ideal. Un emprendedor como cualquier otra persona, necesita sus horas de descanso y sus periodos de desconexión.

6. Mantente positivo

Por último debemos mantener siempre una actitud positiva; incluso cuando las cosas no van tan bien como esperamos. Para conseguir esto es importante que sepamos que el fracaso no es el fin y que siempre vamos a tener la oportunidad de volver a intentarlo.

“Pero como se ha demostrado a lo largo del tiempo, el éxito en los negocios está muy ligado a la perseverancia. Si nos rendimos fácilmente será difícil que podamos alcanzar nuestras metas. Tenemos que trabajar duro en nuestro proyecto tanto en los buenos como en los malos tiempos” comentó el empresario Salomón Juan Marcos Villarreal presidente de Grupo Denim.

lizeth maldonado