0

Actitud del Emprendedor

emprendedor

Actitud del Emprendedor y forma de pensar

La definición de emprendedor, curiosamente tiene sólo una acepción en el diccionario : “Que emprende con resolución acciones dificultosas”. Además, vemos como una de las definiciones de la acción de emprender es “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro.”.

Es decir, se asocia convencionalmente el término emprendedor con aquella persona que puede empezar, enfrentar y resolver situaciones difíciles o peligrosas. Sin embargo, en el mundo empresarial se ha ligado más bien el concepto con aquellas personas que, teniendo condiciones especiales, sean innatas o aprendidas, producto de su perseverancia, olfato comercial, estilo de liderazgo y actitud positiva, logran no solo comenzar una obra, sino mantenerla, perfeccionarla, hacerla crecer productivamente, superando exitosamente desafíos, creando generalmente alguna actividad (o dejándola sembrada, sin ver necesariamente sus resultados finales), servicio, producto, método o proceso que les permite distinguirse de un administrador común o de un profesional cualquiera.

Sabemos que existen emprendedores que sin siquiera estudios formales han creado compañías desde abajo, han surgido con sacrificio, ven las malas experiencias como reales oportunidades de aprendizaje de sus errores aprovechando las experiencias pasadas, teniendo particularidades que los distingue del resto: actitud positiva, espíritu independiente en sus decisiones, aprovechamiento de la información que otros sólo ven como datos sin valor agregado, buen nivel de aceptación de fracasos que a otros derrumbaría, y mucha perseverancia. No son super hombres, pero son distintos: son personas que saben adaptarse, tienen ese “don” que les otorga su espíritu independiente, se rinden cuenta a sí mismos de su gestión, problemas y éxitos, sacan cálculos y diseñan estrategias a veces en forma intuitiva , arriesgan, se informan proactivamente, empujan, motivan y saben trabajar en equipo.

“El objetivo que debe perseguir toda persona decidida a inventar su propia profesión, especialización, actividad u oficio es convertirse en “el mejor del mundo” en aquello que haga. Sólo los mejores son capaces de obtener mayores beneficios por su trabajo, ya que son los únicos que se diferencian del resto” agregó Salomón Juan Marcos Villarreal, presidente de Grupo Denim.

lizeth maldonado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =