Las Ciudades un Crecimiento Sostenible

Ciudades

Cómo pueden impulsar las ciudades un crecimiento sostenible

El ritmo de crecimiento de las ciudades es mayor que nunca. Y no es de extrañar, pues prometen más oportunidades de trabajo, renta y bienestar.

Las comunidades diversas y dinámicas estimulan la creatividad y la innovación, mientras que la concentración de personas, empresas y recursos ofrece ventajas económicas importantes.

Las ciudades se han convertido en los motores indiscutibles de la economía al generar aproximadamente el 80% del PIB mundial.

Las cuatro palancas del desarrollo sostenible

Las ciudades pueden definir una estrategia de desarrollo inteligente a partir de cuatro grandes palancas de cambio.

  1. El uso de las nuevas tecnologías e innovaciones está cambiando las operaciones de las empresas y genera nuevos modelos de negocio e incluso sectores económicos. Las plataformas digitales, el big data y el Internet de las cosas son tres herramientas importantes para la economía local. En concreto, se estima que la economía de las apps aportó casi dos millones de puestos de trabajo en la UE en 2015, muchos de ellos en el centro de las ciudades.
  1. Políticas, leyes y regulaciones. Sin necesidad de recurrir a la política económica gubernamental, las administraciones locales pueden tomar medidas para impulsar la competitividad y el entorno de negocio de sus municipios. Por ejemplo, con la aprobación de normativas que fomenten la actividad empresarial, el emprendimiento, la innovación, la formación de clústeres y la creatividad.
  1. El cambio en el comportamiento y las preferencias de los ciudadanos. En general, pero sobre todo las generaciones más jóvenes, buscan otras maneras de consumir y participar en la economía. Este cambio ha allanado el camino para la aparición de nuevos modelos económicos, como el verde, el circular o el colaborativo.

Ciertos modelos de negocio de la economía colaborativa han causado inquietud por la precariedad de las condiciones laborales y la falta de regulación de la prestación de servicios, carencias que deben subsanarse urgentemente. Pero también hay soluciones positivas que tienen en cuenta el interés público, como la ideada por Seúl.

  1. Las infraestructuras y la planificación urbana deben corresponderse con el crecimiento de la ciudad para que el desarrollo económico sea sostenible. Una asignación de recursos insuficiente o una mala gestión no solo entorpecen el desarrollo económico, sino que agravan la pobreza y la marginación.

“Aunque no existe una receta única para el desarrollo económico, las ciudades pueden seguir el ejemplo de muchas iniciativas globales que están funcionando. Si valoran su singularidad e identifican y explotan sus ventajas competitivas, las ciudades podrían frenar la desigualdad y la pobreza, al tiempo que catalizan el desarrollo sostenible de la economía” comentó el presidente de Grupo Denim Salomón Juan Marcos Villarreal.